La intelectualidad “progresista” NO quiere el poder para los trabajadores, lo quieren para ellos acomodarse y hacerle el trabajo sucio a la reacción.
 

Intelectualidad  “progresista”

Los bufones de la cohorte.

Principalmente por tres motivos:

1º-. Por un interés de casta, en primer lugar, y como consecuencia de los postulados de su propio esquema ideológico oportunista.

2-. Para que el primer motivo se traduzca en arrebatado "amor" por los inmigrantes, resulta imprescindible una condición: la completa ignorancia o analfabetismo político de una sociedad fácil de manipular por parte de los intelectuales “progresistas”.

3º-. La intelectualidad “progresista” se han aprovechado del la complicidad de unos dirigentes de “izquierdas” acomodados, que en vez de denunciar la guerra y las políticas de rapiña de las grandes corporaciones en los países atrasados, -con movilizaciones en la calle-; se han acomodado en el conformismo, en el pataleo parlamentario, que sacan cuatro diputado, -nos conformamos-, que sacan ocho, nos frotamos las manos, pero la reacción que no es tonta, les montan una quinta columna o promueve una  OPA  hostil* y los deja por lo suelos, en uno o dos diputados. Luego nos vienen con lagrimas de cocodrilo, para que los de abajo –la militancia de base-, les hagamos el trabajo, les recuperemos la credibilidad y en cuando suben vuelta a repetir lo mismo.

Mientras las constantes catástrofes humanitarias que se nos vienen en sima, son aprovechadas por la ultraderecha para azuza el racismo y la xenofobia, pues todo esto abona el terrenos para el crecimiento del fascismo como ocurre en Francia con los Lepen, etc.

La intelectualidad “progresista” –niños pijos que nunca han dado un palo al agua-, pretende que una abigarrada masa inmigrante haga para ellos lo que no ha querido hacer la clase trabajadora; respaldar a una pandilla de trepadores en las elecciones. Por eso “aman” a los inmigrantes creyendo que esa masa heterogénea es capaz de hacer la “revolución” necesaria para que ellos alcancen el poder en los distintos estados de Europa. Los neo-burgueses un su desconocimiento o autoengaño de la realidad sobre las masas inmigrantes, no han pensado que estas inmediatamente pasa a formar parte del régimen establecido y son absorbidas por el consumismo y la tele basura.

En este contexto se explica la ignorancia “progresista” de la extensión y del significado histórico del fenómeno de la esclavitud, asimismo, que semejante “amor” por la inmigración nunca se haya traducido en la reivindicación, por parte de estos intelectuales progres, del derecho de las personas inmigrantes a vivir en sus respectivos países con dignidad.

El desprecio y el abandono en el que la “inteligencia progresista” ha dejado a la clase trabajadora de los distintos estados de Europa, tras varios decenios en los que se hizo pasar como su legítimo representante ideológico, trivializando o descalificando de farsa todo intento de los trabajadores de disponer de sus propios representantes ideológicos y culturales, surge exactamente del mismo proceso que explica el reciente “amor” por la masa inmigrante. Una clase trabajadora caldeada que se niega a dar el poder a la conspicua casta intelectual “progresista” que utiliza el poder para lucrase, como ocurrió con el escándalo de las SICAVs en Luxemburgo.

Y por lo ocurrido, esta clase trabajadora –desclasada- ha pagado y sigue pagando los platos rotos de la inmigración masiva ante el silencio cómplice, o en muchos casos la colaboración entusiástica, de los intelectuales “progresistas” y trepadores, que se aprovechán de que los trabajadores carecer de dirigentes que actúen con el máximo rigor, frente a la farándula mediática burguesa.

La intelectualidad “progresista” como tontos útiles del capitalismo, desempeña un papel impecable en la contención de un verdadero estallido revolucionario que voltee este régimen profundamente corrupto, limitándose a parchearlo y encubrirlo.

Nos encontramos así a la intelectualidad “progresista”, no sólo manifestando una pose burguesa fruto del abrazo del democratismo neo-liberal, si no su hipocresía frente a los derechos humanos tratando de promover sentimientos de lastima mojigata, para que nos resignemos y aceptemos sus miserias como el menor de los males…

Por la propia utilidad para el capitalismo, la intelectualidad “progresista” como casta que desarrolla esta ideología reaccionaria; le va tan bien al capitalismo salvaje que la alimenta y la promueve, como podemos ver en el caso de España han desaparecido las acusaciones contra los “podeimistas”: de populismos y otros epítetos de acoso para crear rechazo social a cualquier cambio que pongan en peligro los privilegios de la casta que siempre nos ha esquilmado. Ya no son un peligro, han entrado en el redil de régimen capitalista, que ha iniciado una guerra sin cuartel contra las conquista sociales y laborares de los trabajadores.


Vox Populi.

 

*OPA hostil : Soborno a determinados "dirigentes" con influencia, a los cuales les ofrecen puestitos y mucho dinero a cambio de que paralicen y destruyan, las organizaciones de izquierda incomodas para el régimen imperante.

20.09.015

Portada

 

 

Poema  a  la  intelectualidad  “progresista”