Presuntos miembros de seguridad del Estado intentan

captar a un activista como confidente

 

 

 

Los supuestos agentes intentaron que Quim Gimeno les facilitara información sobre los movimientos sociales de Barcelona a cambio de dinero.

Una grabación publicada este martes por La Directa revela como personas que se presentan como representantes “de la seguridad del Estado” intentan captar al activista, Quim Gimeno, para que los haga de confidentes y les facilite información sobre los movimientos sociales en Barcelona.

 

Todo ello, a cambio de una “contraprestación económica de unos 200 euros", con una cantidad fija cada mes que podría aumentar en función del valor de la información y de influir en la causa que la activista tiene abierta en la Audiencia Nacional por presunta pertenencia a organización criminal con fines terroristas a raíz del caso Pandora.

Concretamente, uno de los representantes del Estado le cuenta que se puede influir al fiscal, ya que son funcionarios que dependen del Gobierno, pero no a un juez, que son “independientes”.

Según explica La Directa, uno de los supuestos representantes del Estado se presentó primero como periodista después de asistir a una charla sobre anarquistas represaliados en Can Batlló, en el barrio de Sants, y con el interés de conocer más a fondo la situación en que se encontraba el activista encausado.

Aunque Gimeno asegura que sospechó enseguida de la identidad real de su interlocutor, siguió el hilo y llegaron a mantener cuatro encuentros para concretar la colaboración, los últimos acompañados del “superior” del supuesto periodista para demostrar que no iba “de farol”. Fue a partir de entonces cuando Gimeno comenzó a grabar las conversaciones.

Los interlocutores de la activista, que ya se habían presentado como delegados “de la seguridad del Estado”, también quisieron saber si los Mossos o la Guardia Civil lo habían contactado o seguido y le remarcaron que valoraban personas de su perfil “porque eres uno de ellos, uno de los suyos” y porque “el trabajo que puedes hacer en quince días, nosotros tardamos un año”.

Se trataba de facilitarle nombres, domicilios, números de teléfono o direcciones de los puestos de trabajo, por ejemplo, además del grado de implicación en los movimientos sociales, empezando por el entorno de los centros de Poble Sec. reporta el puntavui.


 

Comentario:

Es posible que este vídeo sea un montaje, pero en la realidad es así como "trabajan" los mercenarios que actúan en las cloacas del estado, del mismo modo que te reclutan un chivato, te ponen una bomba en el metro o en un aeropuerto, para la derecha reaccionaria el fin si justifica los medios... Hasta ahí llega la actitud rastrera de "gente" desalmada que venden hasta la madre que los parió por cuatro monedas.

Como si la seguridad del estado tuviera algo que ver con este gobierno profundamente corrupto... Entienden ahora porque en este país, no hay ni una sola manifestación en contra de la corrupción???

 

Portada