El sector primario ya sólo aporta el 1,4% a la economía de Canarias

 

 

La mafia política ya no tiene el más mínimo repera en reconocer públicamente, que ha reducido la producción agraria en Canarias a una expresión testimonial...

 

Sala de ordeño de última tecnología

taxista-pastor.jpg

Las actividades agro- pesqueras y forestales radicadas en las Islas no han dejado de perder influencia en el PIB regional desde 2011, cuando llegaron a representar el 1,7%, el valor más alto del último quinquenio.

 

El sector primario quizá ya no pueda caer más abajo en su participación en la economía de Canarias. En la actualidad, según los datos más recientes publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ese conjunto de actividades productivas sólo aporta el 1,4% al Producto Interior Bruto (PIB) regional de 2015, lo que en términos absolutos y a precios corrientes supone llegar a la cifra anual de 582 millones de euros.

El nivel relativo del 1,4% es el peor de toda la historia de la islas, o sea, el más reducido nunca antes registrado, y se llega a él por las caídas encadenadas del año 2011 en adelante. En este ejercicio económico, el sector primario de las islas aún suponía el 1,7% de la riqueza autonómica.

Los 582 millones de euros contabilizados el año pasado por las actividades agropesqueras y forestales que se practican en las islas estaban, tan sólo por tener una referencia comparativa del potencial de esa aportación, muy por debajo de la facturación de empresas radicadas en Canarias como Disa o Dinosol.

El sector primario es el más débil en la estructura económica de la Comunidad Autónoma de Canarias, seguido de las actividades financieras y de seguros, y de la construcción, que ha caído durante la crisis de porcentajes de dos dígitos al 4,3% de 2015.

El nivel relativo de representación del sector agropesquero en el PIB regional no se parece en nada al mismo registro para el PIB español, que casi duplica al canario, pues a escala nacional la presencia del sector primario en la economía está por encima del 2,5%.

La secuencia del descalabro conocido en las islas es la que sigue: en 2011, el 1,7%; en 2012, el 1,6%, y en 2013, el 1,5%, mientras que en 2014 y 2015 se mantiene el 1,4%. Las razones de tendencia tan desastrosa guardan relación con el retraimiento de las exportaciones agrícolas, en especial de las hortalizas -aquí entra el tomate- y de las flores, plantas y esquejes, y con el continuo debilitamiento de las actividades pecuarias, mucho más las de carne que las de leche.

Con las producciones destinadas al mercado interior, como bien se sabe, también ha habido muchos problemas debido a la fuerte competencia de las masivas importaciones, en algunos casos primadas por la Unión Europea (UE) a través del Régimen Específico de Abastecimiento (REA).

Este sistema de apoyo a la entrada de productos de fuera, hoy integrado en el programa Posei Vídeo, ha perjudicado de manera especial a la ganadería local, o mejor dicho, lo ha venido haciendo, con mayor o menor intensidad, desde el año 1992, cuando se pone en marcha.

Ese efecto pernicioso se ha ido aplacando en los últimos años con reducciones unitarias de algunas ayudas del REA y/o con la supresión de los apoyos comunitarios (la ayuda es de la UE) a algunos grupos de productos alimentarios de importación (es el caso de los quesos tipo manchego a partir del 1 de enero de 2017, por poner un ejemplo).

Fuente.

 

Comentario:

Esta tendencia tan desastrosa guarda relación con la carencia y la carestía del agua* de riego, pues no se puede pagar el agua a 25 euros la hora, (Una hora a ocho litros por segundo, 28.800 litros) una cantidad de agua que se va en nada, los aguatenientes que han acaparado el agua se jartán y el agricultor no saca para cubrir los gastos, a esto le sumamos el abuso de los intermediarios que pagan al agricultor el precio que se les antoja por los productos y así han quedado todos los campos de cultivo abandonados y la juventud amontonada al desempleo en la ciudad esperando a que les salga un contrato basura...

* En 2014 y 2015 las lluvias fueron abundantes y miles de millones de metros cúbicos se perdieron en el mar, por falta de una infraestructura hidráulica adecuada para recoger y almacenar el agua, pero esta infraestructura no se hace porque a los aguatenientes agrupados en el Consejo Insular de Aguas no les interesa y a las mafias de la importación tampoco  que cobran subvenciones REA, y como entenderán son estos delincuentes los que manejan los hilos de la política.

 

 

Portada