Defender la razón por la que han asesinado millones y millones de seres humanos

 

Desde mucho antes, de aquel levantamiento de un esclavo en el imperio romano (Espartaco) la clase trabajadora ha batallado por liberarse del yugo de los  malandrines saqueadores de las riquezas que el trabajo genera. Esas rebeliones han  costado el derramamiento de ríos y ríos de sangre guerrera humilde y de gente inocente que por el solo hecho de ser pobres (Forzadamente) sufren las consecuencias del esclavismo en sus diferentes etapas de opresión. Aquí en Venezuela también hemos tenido las versiones criollas de esos nobles rebeldes: José Leonardo Chirinos, el zambo Andresote, Guaicaipuro, Tiuna, Paramaconi, Mara, etc. Hasta llegar a los hombres y mujeres que lograron reventar al imperio malayo español.

 

A partir de la época moderna o industrial, la denominada clase obrera, heredera de todos los maltratos del  feudalismo terrófago, se propuso enfocar la batalla en el fin del régimen capitalista y por la instauración del poder obrero popular que sirva de factor distributivo justo, equitativo de las riquezas,  que una verdadera  sociedad organizada genere. En otras palabras el fin de la explotación del hombre por el hombre y de las causas principales de las guerras  que asesinan a los hijos del pueblo humilde, al que por ignorancia y por la fuerza, obligan a pelear las luchas de los avaros y egoístas  capitalistas enfermos de falsas riquezas y vanidad. 

 

Es así, que en los finales del siglo XIX, se acentúan las batallas por el socialismo (Inspirados en la revolución francesa) y que empiezan a cuajar a principios del siglo XX con la revolución Bolchevique. Las aspiraciones de esas revoluciones fueron la de imponer un gobierno bajo control obrero.  Con sus aciertos y defectos, que hiciera realidad el anhelo de una sociedad sin clases dominantes ni dominadas.  Conocida ya la historia y las razones reales por la cual el experimento soviético cae.

 

En la cual la candidez y el desprecio a la capacidad de maldad del capitalismo, lograron parar de momento el avance del poder obrero.  Más,  solo fue eso: pararlo de momento. Pues,  en el alma y corazón de los pueblos esa meta jamás fue desechada.  Simplemente se trata de que las condiciones para tal objetivo han debido madurar lo suficiente. El error también del capitalismo sanguinario estuvo presente.

 

Creyó que el fin de la historia y del inicio de la hegemonía imperialista Sion yanqui (Que trató de hacer valedera la gran mentira de la superioridad aria y de las mafias depredadoras engreídas judías, del destino manifiesto, de pueblo elegido, cuando en realidad ni siquiera son un pueblo). Solo la gloriosa Cuba y China se aferraron a su concepción y verdad ideológica en ese momento, resistiendo.  Una China calladita, avanzaba internamente en su fortalecimiento económico y estratégico. En un mundo, donde el poder genocida Sion yanqui controla casi todo. Pero afortunadamente esa gran Cuba nunca dejó de ser apoyada y defendida por los pueblos. Sirviendo de inspiración a los nuevos liderazgos emergentes que se encargarían de demostrar que era una gran mentira eso del fin de la historia y de la hegemonía Sion capitalista en el planeta ¡AH! no omitiré el grandioso despegue del ave fénix Ruso, que hoy por hoy se ha convertido  junto China en nueva esperanza de futuro.

 

La irrupción de Hugo Chávez Frías, en el continente Abya Yala,  terminó de dar el despegue de las olas de retorno de los pueblos conscientes al escenario de lucha global por el poder.  Nuevas naciones saltaron al escenario conquistando sus espacios de poder y referencia mundial. (No voy aquí a narrar como se derriba el plan sionista de instaurar su “ALCA” esclavista por ser historia ya contada muchas veces).  Pero esos episodios y la nueva realidad hicieron retoñar el viejo sueño de presidentes o gobernantes salidos directamente de las filas obreras. En pro de los obreros y de el socialismo como única alternativa comprobada a ese nefasto capitalismo sanguinario y expoliador.

 

Nicolás Maduro Moros, es más que el presidente de Venezuela.  Es el logro del anhelo de un presidente obrero. Las políticas y prioridades son los intereses de los trabajadores y humildes ¿Tiene fallas? ¿Quien es exento de tal condición humana?  Nada nace en la perfección. Es mas, creo que las mismas fallas son parte de de esa misma perfección, si no  ¿Cómo galopa la dialéctica en nuestras vidas y acciones, incluso en la naturaleza misma y la historia?  Han existido otros presidentes salidos de la clase obrera. Es cierto. Pero esos brotes nunca tuvieron en su conciencia la  consolidación del poder obrero y degeneraron hacia el patrón capitalista (Lumpen obreros) incluso, son producto de la misma manipulación Sion capitalista ¿De donde sale el impulso y  apoyo a Lech Walesa? Lech Walesa, es el ejemplo mas representativo de esa traición – vean como está hoy Polonia y con quienes está aliada – pero ese señor no es la clase obrera ni su meta.

 

La guerra contra Venezuela, es una guerra en contra del pensamiento y conducta chavista. Ese pensamiento e idea, está dignamente representada  hoy por un presidente obrero (Nicolás Maduro Moros). Esos anhelos, son los que por siglos y siglos han motivado a las clases oprimidas para forzar los cambios sociales por una verdadera sociedad libre y equitativa…  Por eso el enemigo Sion capitalista no escatima  en esfuerzos y gastos para destruir esa idea y al pueblo que lo apoya.  Es aquí donde se hace  dificultoso entender como algún sector que se dicen pre claro y revolucionario, se cuadran contra el proyecto de patria bolivariana-chavista y sirven de plataforma absurda del enemigo en contra de destino del poder obrero popular mundial que nos ha costado tantas vidas, torturas, prisiones, miserias y dolores estableer...

 

No es el hombre en si, lo que se defiende aquí.  Aunque su consecuencia es admirable y respetable. Como tampoco debemos pretender ser figuras favorecidas los que estamos obligados a dar todo lo que haga falta por establecer esta verdadera nueva sociedad (De socios colectivos, con iguales derechos, obligaciones y oportunidades) es ser consecuentes en las predicas y practicas revolucionarias  con el pensamiento marxista, leninista, comunista, socialista, revolucionario y obrerista. Dejemos que sean los trabajadores, los pueblos, los conductores del destino de un mundo mejor, donde la dignidad humana sea el valor mayor de vida y convivencia.  Donde el estudio, más que un privilegio, sirva para apuntalar las bondades del conocimiento para beneficio colectivo. Yo (Sin yoismo ególatra) si creo en las capacidades de la clase obrera preparada para regir una sociedad justa y verdaderamente democrática.

 Por eso pido todo el apoyo al presidente obrero.


¡VENCEREMOS!

*Abogado con Patria
Javierdelvallemonagas@gmail.com
http://planetaenpeligro.blogspot.com/2016/09/defender-la-razon-por-la-que-han.html
Por favor ayude a difundir este blog  para enfrentar a la matriz des-informadora de la derecha. Dale me gusta al blog
Twitter: @javiermonagasm
Face: javiermonagasm
VISITA:  https://www.facebook.com/LiberacionYAntiColonialismo
 

 Portada