Los trabajadores no nos podemos resignar frente a la corrupción

 

 y a la precariedad laboral (I)


 

Prueba-d-resistencia

La depresión económica; "depresión para los trabajadores" porque los ricos han ganado más dinero que nunca, de 2008-2014, que se circunscribió a los países occidentales, ha sido el acontecimiento cardinal último que está llevando a la terminación de una etapa y al comienzo de otra. Para el caso de España eso viene a significar que el orden político-económico surgido de la Transición del franKismo y el parlamentarismo burgués, con la Constitución de 1978 como fundamento, está adentrándose en un periodo de reflujo y decadencia.

 

El progresismo light y la “izquierda” de terciopelo han desmovilizado a los trabajadores dejando el campo libre al antojo de la reacción, por otro lado han sido incapaces de hacer algo consistente a favor de las multitudes de parados y pensionistas con bajos ingresos, que ven empeorar con rapidez sus condiciones de vida y trabajo, y por otro, proporcionan la verborrea de la que se sirven las minorías hiper-poderosas que no han dejado de enriquecerse y acumular poder, mientras el 70% de la población sufre empobrecimiento y teme, fundadamente, por su futuro.


Por eso pasa un año detrás de otro mientras los PePeros se jactan, mangonean, roban y se pasan por las entrepiernas los sermones que la “izquierda” suelta en el parlamento… Y las Tele-mediáticas se burlan y ridiculizan sus iniciativas porque están divorciadas de apoyo social.


Los menores de 40 años están sometidos a unas condiciones de existencia crecientemente difíciles en esta España corrupta, al haber perdido casi la cuarta parte de sus ingresos durante los años de las disfunciones económicas, lo que no podrá ser enmendado, más bien al contrario. Que el 22% de la población del Estado español sea pobre oficialmente, y el saber que tal cifra puede doblarse en poco tiempo, sobre todo cuando llegue el nuevo momento descendente del ciclo económico capitalista (en un par de años o tres), hace replantearse muchas cuestiones.


La meta es establecer en España y los países más débiles de Europa el modelo chino de economía, tarea encargada por la gran patronal a la “izquierda” light, a un próximo e inevitable gobierno de coalición P$o-Podemos-CUP-partido de Ada Colau-IU-Mareas-etc., que cumplirá la misma función que Syriza en Grecia.


El 70% de la población tiene ante sí un mañana problemático e inseguro, con una caída notable de ingresos, como se manifiesta en que las y los jóvenes entre 18 y 34 años con empleo ganan el 47% de lo que conseguían sus padres en trabajos similares. En sólo una generación los ingresos se han reducido a menos de la mitad, y siguen descendiendo, además de que los que trabajan han de destinar el 54% de sus entradas a la hipoteca. Y está la muchedumbre de jóvenes Ni-Ni, el 26% del total, una formidable multitud de seres perdidos, fallidos, una multitud que va a ser sacrificada físicamente por el poder constituido, operación que forma parte del genocidio en curso en la  Europa de los mercaderes.

 

Nótese que mientras el 26% de nuestros jóvenes no encuentra trabajo los ideólogos de lo "correcto" trabajan de forma impecable para el gran capital, que desea pagar salarios de hambre, continúan exigiendo más entradas de inmigrantes para que la patronal los utilice como esquiroles, (pero no dicen una palabra contra el terrorismo de estado y sus guerra de rapiña, causa que ha forzado a millones de persona a intentar refugiarse en el espejismo, en el escaparate del norte), y legislando únicamente a favor de las minorías.

 

LO DEMÁS ES DEMAGOGIA, LA DERECHA REACCIONARIA LE LLAMA POPULISMO… esos grupos jurídicamente (cuando menos) privilegiados que se han aliado con el poder constituido, sobre todo sus élites organizadas, contra las clases trabajadoras. Es caso, por poner un ejemplo, de los multisubsidiados jerarcas del movimiento LGTBI, mimados por los PePeros. En los tiempos que vienen los asuntos utilizados torticeramente como reivindicaciones de sustitución, destinados a tapar y distraer de los problemas más decisivos, tendrán un futuro incierto. Y sus jefes deberán responder por lo que están haciendo.


En muy pocos años hemos descendido del mileurismo al seiscientoseurismo, y ahora avanzamos hacia el cuatrocientoseurismo, cosa que la patronal está pidiendo descaradamente, o sea, hacia un salario que apenas cubre los gastos de subsistencia, un sueldo de penuria e incluso de hambre. Es inadmisible y todo está justificado, todo (salvo lo manifiestamente inmoral), para oponerse a este estado de cosas y revertirlo, porque va contra el derecho más sagrado, el derecho a la vida. Hay que realizar una insurrección cívica y popular contra la corrupción y la pobreza, que se irá haciendo cada vez más extrema, la cual no nos permite vivir, nos extermina. Por ahora los adultos poseen mejores condiciones de vida, e incluso los jubilados, pero si observamos lo que han hecho en Grecia veremos que está situación tiene los días contados.


La rebelión,  la respuesta  popular a la imposición de un gobierno de  “izquierdas”  destinado a institucionalizar la sociedad de la pobreza consolidada, la sobre-explotación y el exterminio físico de millones de personas (principalmente jóvenes y jubilados) ha de ser la huelga general. En Grecia la clase trabajadora ha logrado frenar, con bastante éxito aunque dadas las circunstancias alcanzando logros sólo parciales, contra las peores medidas del partido hermano de Podemos acudiendo a sucesivas huelgas generales, alguna de 48 horas. ...aahhh!!! pero en Grecia hay un partido comunista que tiene capacidad de movilización.


Este es el ejemplo a seguir. En las condiciones de descomposición creciente y múltiple de nuestra sociedad, que se harán evidentes en muy pocos años, hay que acudir a la acción combativa en la calle si se desea mantener a raya al poder, afirmar la propia dignidad y asegurarse unas mínimas condiciones materiales.)


La juventud sin empleo, que no puede tenerlo y malvive de sus progenitores ¿qué futuro le espera, incluso físico, si a sus padres les rebajan las pensiones casi a la mitad, como van a hacer en pocos años? Ya el mandril Felipus Capuyus ha salido haciendo declaraciones en esa dirección.


Una parte de aquélla está rebasando los 35 años sin haber logrado, apenas nada laboralmente y además con la amenaza de muerte prematura -inducida por el aparato de poder para ahorrar en pensiones- de sus padres, lo que será una de las tareas del futuro gobierno de la “izquierdas” mojigata, a fin de liberar al régimen de gastos improductivos. Está el recurso a irse fuera, a emigrar, pero esto, además de deplorable e inmoral, es cada vez menos efectivo, pues allí donde vaya el joven o la joven que escapa de España tendrá que competir con millones de emigrantes, tan desestructurados relacional, cultural y anímicamente que aceptan lo que les den, por ejemplo, salarios de 10 euros por 12 horas de trabajo, como ya está sucediendo en nuestro país, para general regocijo de los empresarios, que financian muy generosamente a los ideólogos de la entrada masiva de emigrantes, por ejemplo, al diario El País, el sempiterno instrumento del capitalismo español más bravucón, martillo sempiterno de la “xenofobia” y el “racismo”.

 

Los que hablaban de las castas ya se quedaron mudos y ahora ni siquiera exigen que se suprima la ley mordaza, nada de jubilar a los trabajadores a los 60 años para darle paso a los jóvenes al mercado laboral... y así un largo etc.

 

La jubilación que los PePeros le ofrecen a los albañiles... a los trabajadores.

... y algunos hasta disfrutan con las desgracias ajenas.

 

Jubilado

 

 

 

Portada