Venezuela no es ni volverá a ser colonia



“Y no y no
Me da la gana
Ser una colonia
norteamericana”

 

El diecinueve de abril de mil ochocientos diez (19-4-1810) se celebró en Caracas el día de la Independencia de Venezuela. Acto emancipador, de soberanía, que repudiaba la monarquía española y su tutelaje, que negó, desconoció a Vicente Ignacio Antonio Ramón de Emparan y Orbe, capitán general de Venezuela.

Desde mil cuatrocientos noventa y ocho -tercer viaje de Cristóbal Colón- el territorio se había convertido en colonia del imperio español. Fueron cuatrocientos doce años de coloniaje (1498-1810). Rotos los lazos coloniales Venezuela se convirtió en República.

El pueblo venezolano -en consecuencia- por tradición, por cultura, por actitud emocional, por posición filosófica ama ser libre e independiente. Un enfoque político bien definido de la mayoría de los venezolanos es: no querer ser colonia de ninguna potencia extranjera.

Han pasado seis siglos desde la invasión (SXV-SXXI) y ciento noventa y siete años de aquel 24 de junio de 1821, cuando el general en jefe Simón Bolívar, en la batalla de Carabobo decidiera la liberación del territorio venezolano. Son muchas lunas desde entonces y las venezolanas y venezolanos les gusta vivir libre en un territorio suyo sin supra-poderes foráneos. Hay una razón histórica, política, para defender la patria de Bolívar y muchas motivaciones individuales de pertenencia a esta tierra.

Con la independencia se asentaron las bases jurídicas para una nueva nación, que iría deshaciendo los nudos coloniales y recuperando el orgullo de ser venezolanos. Un pueblo que con bases indígenas, aporte africano y europeo. Un pueblo que hoy se declara antiimperialista.

El antiimperialismo no es moda. Es una lucha que se libra desde mil ochocientos veinticuatro (7-12-1824) cuando Bolívar convocó el Congreso Anfictiónico de Panamá con el objetivo de conformar la unión de los Países-Estados de América y hacer frente a Estados Unidos (que ya se perfilaba desde 1823, con la Doctrina Monroe, que declaraba a América Latina como área de influencia de los Estados Unidos) como un Estado injerencista, intervencionista.

El Congreso de Panamá es el germen integracionista, que retomaría Chávez Frías, para insuflarles a los pueblos de América la idea de una comunidad de Naciones latinoamericanas y Caribeñas. Esto devendría, en una política exterior basada en los principios de igualdad entre los Estados, la libre determinación, la no intervención y sobre todo la de promover la integración latinoamericana y caribeña

El antiimperialismo no es nuevo. Es una herencia del bolivarianismo, que hoy día la República hace suya desde su nombre al proclamarse República Bolivariana. El reiterado recordatorio de la frase del Libertador: "Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”, convoca a los venezolanos y venezolanas a la reflexión y el debate político, para afianzar su venezolanidad, su libertad y su patriotismo.

Este momento crucial que atraviesa el país por las sanciones del imperialismo, el bloqueo económico y financiero, las amenazas de invasión, la guerra mediática internacional son motivos para la clara identificación del enemigo de la patria y para consolidar, arraigar, fortalecer el amor a la Patria y su defensa. Es tiempo para la unión de los pueblos ante los ataques, amenazas, acoso e injerencia del imperialismo. Dado que toda la América tiene un origen político único desde la llegada de Colón a la isla de Guanahaní el doce de octubre de 1492; este comienzo común de invasión y colonización conlleva a fundamentos básicos como son la vigencia de las luchas: la defensa de la soberanía , la autodeterminación de los pueblos y los territorios para no volver a ser colonia.


Yury Weky Silva

Caracas, enero 2018.


Autora de: La revolución es un camino sin tregua (2003)
Depósito legal : If2522003320339
Por los Caminos (2005)
Depósito Legal: If25220058003885. ISBN :980-12-1564-X
Caminos de Revolución (2007)
Depósito Legal If 25220073201101 ISBN: 980-12-2474- 7
Coautora de: El socialismo en el siglo XXI (2006)
Depósito legal If2212008000360 ISBN 980-396-024-5
Pedro el Insustituible (2008)
Depósito legal LF 95320089203152 ISBN 978-980-6838-17-8

 

 

Portada